Salamanca 21/22 mayo - IV ENCUENTRO DE RECTORES
  • ES

¿Cómo fomentar la investigación desde la Universidad?

Las universidades de todo el mundo mantienen acuerdos con instituciones interesadas en fomentar la investigación.

• Las universidades ponen en marcha iniciativas que fomentan la investigación desde etapas tempranas, creando acuerdos que permiten ofrecer a los investigadores el apoyo económico que necesitan.

• Las iniciativas promovidas por Santander Universidades permiten a estudiantes, docentes e investigadores contar con financiación, becas de formación y programas de intercambio internacional.

Banco Santander mantiene más de 1.200 acuerdos con universidades de 21 países y ha destinado más de 1.600 millones de euros a programas y proyectos académicos desde 2002.



La humanidad se enfrenta a múltiples cambios culturales, sociales y empresariales producidos por la revolución tecnológica. Comprenderlos, aceptarlos y adaptarse a ellos, depende en gran medida de la educación y la investigación que pueda generarse en los centros educativos de enseñanza superior.

Dos de los ejes clave que desarrolla la actividad de las universidades son la formación y la investigación, actuando como creadores y difusores del conocimiento e impulsando su transferencia a la sociedad.

Con académicos de larga trayectoria, docentes formados en diversas áreas, un amplio número de alumnos dispuestos a ampliar sus conocimientos, distintos recursos académicos, y espacios arquitectónicos equipados para la tarea, las universidades se presentan como el espacio ideal para promover este avance del conocimiento mediante la investigación.

A pesar de esta necesidad, el campo de la investigación no es tan idílico como podría pensarse, especialmente el de la investigación científica. Esta requiere meses o años de trabajo y esfuerzo para comprobar una teoría, grandes inversiones económicas, utilización de equipos tecnológicos avanzados, la coordinación minuciosa de equipos de trabajo,… en definitiva cientos de horas de dedicación.

Según una encuesta realizada por la agencia especializada en investigación de mercados IPSOS, en la que han participado más de 9.000 universitarios de 19 países iberoamericanos, dedicarse a la investigación entra en los planes futuros de más de la mitad de los universitarios encuestados, bien sea en la universidad, en la empresa o en otro tipo de organizaciones.

Sin embargo, la principal barrera para impulsar la labor investigadora es para un 35% de la comunidad universitaria entrevistada, especialmente de los docentes e investigadores, la falta de fondos y financiación. Esta Encuesta se enmarca en los preparativos del IV Encuentro Internacional de Rectores Universia que se celebra el 21 y 22 de mayo en la ciudad de Salamanca (España).

En definitiva, la universidad y la sociedad necesitan de la investigación como forma de renovar el conocimiento de diversas áreas y de procurar el progreso de las personas. El reto es hacer que la investigación sea atractiva para los nuevos estudiantes y rentable para docentes e investigadores de trayectoria.

Conscientes de esta realidad, las universidades de todo el mundo ponen en marcha iniciativas que fomenten la investigación desde etapas tempranas, creando acuerdos que permitan ofrecer a los investigadores apoyos económicos y logísticos para desarrollar y motivar su labor.



¿Qué acciones realizan las universidades para fomentar la investigación?

• Instancias de intercambio con investigadores de diferentes instituciones y países.

• Creación de espacios físicos especialmente diseñados para la investigación.

• Becas de investigación para estudiantes y docentes a través de fondos públicos y privados.

• Creación de programas de financiación para la investigación.

• Acuerdos con otras universidades para favorecer el intercambio de ideas y conocimientos.

• Publicación de investigaciones científicas.



La importancia de los acuerdos

Las universidades, como actores sociales, impulsan acuerdos con otro tipo de instituciones interesadas en fomentar la investigación. De este modo, se pueden obtener apoyos externos para mejorar las condiciones de los propios estudiantes e investigadores.

Este es el caso de Banco Santander, que a través de Santander Universidades, ha sido calificada como la empresa privada que más invierte en Educación en el mundo, según un informe de la Fundación Varkey en colaboración con la UNESCO.

Con más de 1.600 millones destinados a Educación Superior desde el año 2002, sólo el año pasado destinó más de 20 millones de euros a iniciativas, premios y programas relacionados con la investigación y la innovación.

El programa ComFuturo para la retención del talento joven investigador en colaboración con la Fundación General CSIC, las becas Iberoamérica de Investigación, la financiación de proyectos de biotecnología y biomedicina en colaboración con el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) de España o los diferentes planes de apoyo a parques científicos universitarios y planes de investigación de las universidades, son algunos ejemplos del apoyo de la entidad en este ámbito.

Estas iniciativas de Santander Universidades permiten a estudiantes, docentes e investigadores de todo el mundo contar con financiación, becas de formación e intercambio, premios e incentivos que tratan de contribuir al progreso y al futuro de la ciencia y la educación.